Escolher Almofadas - qual a melhor para si?

Elegir almohadas: ¿cuál es mejor para ti?

A veces no nos damos cuenta de que no dormimos nada bien. Nos levantamos cansados, doloridos y con dolor de espalda y cuello. Estamos de mal humor y no podemos estar al 100% durante el día. Las preocupaciones diarias, los hábitos inadecuados, el estrés o un entorno no propicio para un buen descanso pueden ser algunos de los factores responsables.

Sin embargo, también es posible que el juego de descanso (compuesto por colchón, somier y almohada) que estás utilizando no sea el ideal para ti, o que haya llegado el momento de renovarlo por completo o alguno de sus elementos. Uno de los cambios más sencillos que podemos hacer y que puede tener un gran impacto en la calidad de nuestro descanso es la almohada. Una almohada adecuada ayuda al cuerpo a tener una mejor posición durante el sueño y a estar más relajado. En definitiva, para descansar más y mejor. Pero para conseguirlo, necesitas saber si necesitas almohadas altas o bajas, blandas o firmes .

En el post de hoy veremos en qué casos se recomiendan almohadas altas!

Almohadas altas: ¿cuándo son necesarias?

Hasta hace unos años no existía el menú de almohadas. Al comprar un colchón nuevo , se acostumbraba ofrecer la almohada y esa era la que se usaba. Si era demasiado corto, muchas personas simplemente optaron por doblarlo por la mitad. No se le dio la debida importancia y sabemos hoy que buen apoyo tiene.

¿Por qué se necesita una almohadilla adecuada?

Hablamos de la importancia de utilizar una buena almohada en infinidad de ocasiones. Y lo seguiremos haciendo, ya que es uno de los pilares del buen descanso. Muchas veces atribuimos nuestros problemas para descansar a factores como el estrés, una cena más descuidada, las preocupaciones o incluso el colchón. En la mayoría de los casos, podemos mejorar mucho nuestro físico y nuestra forma de dormir si contamos con una almohada adecuada.

Es fundamental mantener la alineación correcta de la columna vertebral, el cuello y la cabeza mientras se descansa. No solo previene dolores de cuello y espalda, nuestra musculatura descansa mejor, alivia la tensión acumulada durante el día, nos levantamos con más energía y mejor humor. Dormir con una almohada adaptada a nuestras necesidades permite que el cuerpo permanezca en una posición natural e idónea para el descanso.

Almohadas altas: ¿para quién?

Varias personas que nos contactan mencionan que prefieren almohadas altas para dormir. Pero, la verdad es que no todas las personas los necesitan.

Las almohadas altas son adecuadas para las personas que duermen de lado y para algunas que duermen boca arriba. En el caso de los primeros, las almohadas altas aseguran que la columna, el cuello y la cabeza permanezcan alineados durante el descanso. De esta forma, tanto la estructura muscular como la estructura ósea pueden descansar, recuperarse y regenerarse. Se alivia la presión entre los discos intervertebrales, lo que previene o alivia el dolor. Para determinar la altura correcta de su cojín alto, debe medir el ancho de sus hombros. Esa es la altura aproximada de la almohada adecuada para ti.

En el caso de quienes duermen boca arriba, en algunos casos puede ser necesaria una almohada alta. Lo importante al comprar tu almohada es asegurarte de que el cuerpo esté en una posición natural. Como tal, las personas más altas pueden necesitar una almohada más alta.

Si buscas una almohada que se adapte a tu forma de dormir, ¡descubre MPillow en nuestra web!

Regresar al blog